Blog y página personal de la escritora

Almudena Solana

Nueva novela de Almudena Solana a la venta el 21 de mayo

Descubre mi última novela

A la venta en:

Casa del libro

Amazon

Fnac

El Corte Inglés

Más libros y menos pastillas

Deberían recetarse más libros y menos pastillas; entrevista desde el suplemento cultural de La Voz de Galicia.

Espero que os parezca interesante.

Más libros y menos pastillas 

Publicado el 30/9/2013 a las 10:30

Etiquetas: Literatura, Efectos Secundarios, La Voz de Galicia

[0 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Día mundial del farmacéutico

Entrevista en el Faro de Vigo 

 

El 25 de septiembre es el día mundial del farmacéutico. Me sumo a las felicitaciones porque, desde mi cuarta novela "Efectos Secundarios" (Planeta) desde este lado, en la literatura, observo que la vida es una gran botica y los farmacéuticos son esas personas vestidas siempre de blanco que preguntan y escuchan. Saben mucho porque ven mucho. Son los faros de esta sociedad química.

Por otro lado, el farmaceútico es lo más humano que esconde un prospecto. Es el sujeto de mi frase favorita, ésa que siempre repite:

- Si tiene alguna duda, pregunte a su médico o farmacéutico.

Eso es lo que hizo mi protagonista que -como yo- duda mucho y pregunta .... Y surgió una novela. Después de cuatro años de trabajo en su escritura, los medicamentos y los libros me han llegado a parecer la misma cosa: un contenedor de promesas para estar mejor.

Mis mejores deseos para este día.

Publicado el 24/9/2013 a las 21:45

Etiquetas: Farmacia, Faro de Vigo, Efectos Secundarios.

[577 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Primera crítica de Efectos Secundarios en Divertinajes

Comparto esta crítica que llega de "Efectos Secundarios". 

 

El ranking de la química

Por Fernando P. Fuenteamor

Enlace al artículo original: 
http://divertinajes.com/nueva/modules/notices/notice.php?idnotice=2368

Estoy convencido que la nueva novela deAlmudena Solana, titulada Efectos secundarios (Planeta), atraerá a muchos lectores con solo leer su sinopsis en la que se nos explica cómo los diez medicamentos más vendidos en nuestro país toman vida y se convierten en personajes reales: Adiro, Orfidal, Voltarén, Sintrón, Augmentine o Lexatin entre otros se alzan ante nuestros sorprendidos ojos e intentan atraparnos en sus estupendamente ensambladas historias.

Esta original idea de mezclar la química con la literatura podría haberse quedado solo en eso, en un excelente punto de partida , si no fuera porque la autora, que ya nos mostró la excelencia de su prosa limpia y directa en obras anteriores como El curriculum de Aurora Ortiz (2002), o en la desopilante Las mujeres inglesas destrozan los tacones al andar (2007) ,y en mi favorita hasta ahora, La importancia de los peces fluorescentes , vuelve a lograr interesarnos y atraparnos con este muestrario de caracteres —meras fórmulas químicas— donde las evocaciones, los sueños, los miedos, la afectación, los celos, la devoción, la amistad y, por supuesto, el amor , son esos efectos secundarios con los que el destino , como si fueran hilos satinados, va bordando el mapa de nuestra vida, realzando o matizando sus colores según convenga.

Aunque Efectos secundarios a veces pueda parecer una novela coral en su planteamiento, un lector avezado se dará cuenta enseguida que lo que cuenta son las individualidades y sobre todas ellas la de Germán (Sintrón), un policía nacional, que al encargarse del caso de un atraco a una farmacia entrará en contacto con su dueño, un farmacéutico que va a abrirle los ojos a un nuevo mundo: el de la farmacia considerada como lugar de encuentro, una especie de gran estación dispensadora donde llegan viajeros de todas clases y destinos en busca de la panacea química que les libere o alivie de sus males físicos o psíquicos porque, obviamente, de todo hay.

A través de los ojos de estos dos personajes iremos descubriendo a los demás que, como avatares que son de los medicamentos, adoptan las indicaciones de los prospectos como señas de identidad de su rutina diaria y acoplan su carácter a su sintomatología.

Hay dos partes narrativamente bien diferenciadas en la novela: la primera, que sería el primer capítulo, titulada Principios activos, y en laque se nos presenta a Germán, que está llena de acción, de vivacidad, de humor. La segunda, que es el resto de la novela, toma un camino más introspectivo en el que prima la reflexión sobre la acción. Aún así, las variadas peripecias siguen enganchando al lector y lo llevan de la mano por la cartografía vital que propone la autora sin perderse nunca en este laberinto de existencias cruzadas, lo que consigue con un ritmo perfectamente medido y una fluidez que te transporta, casi sin darte cuenta, hasta el un final amable y esperanzador.

Tal vez, y como única pega, podría reprochar Almudena Solana el no haber dramatizado y desarrollado en más profundidad a sus personajes. Me hubiera gustado conocerlos más, pero probablemente la autora sólo quiera darnos una visión fugaz de su existencia, apenas un flash. Está en su perfecto derecho. 

Publicado el 02/7/2013 a las 15:44

Etiquetas: criticas, novela, efectos secundarios

[580 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Una dedicatoria muy especial.

Mi novela "Efectos Secundarios" está dedicada a una persona muy especial: Obdulia Bajo Rodríguez.

Aquí está. Ella misma lee la dedicatoria. Desde aquí os envío un abrazo a los que como ella, tenéis borrados los recuerdos pero siempre os acordáis de regalarnos la mejor de vuestras sonrisas.

Sí, a los que olvidan, aunque no quieran. Y a sus familias, que los pasean desde un cordón umbilical que se volvió anónimo. A vosostros está dedicado "Efectos Secundarios".

 

 

Publicado el 26/6/2013 a las 10:41

Etiquetas: dedicatoria, efectos secundarios, literatura

[575 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Entrevista en Cuadernos del Sur (Diario Córdoba)

Entrevista Cuadernos del Sur - Diario Córdoba (22-junio-2013)

Gracias a Juana Vázquez, un placer la entrevista y la charla que tuvimos y que ha publicado en el suplemento Cuadernos del Sur de Diario Córdoba. A continuación os dejo el texto del artículo y desde este enlace os podéis ver cómo fue publicado en la edición impresa.

 

Juana Vázquez 22/06/2013

Escritora y periodista, Almudena Solana es una amante de la palabra. Empezó a escribir no hace mucho, en 2002, y hoy por hoy es una escritora reconocida. Su primera novela, El curriculum de Aurora Ortiz, fue saludada por la crítica española como excelente novela. Publicada en Inglaterra en 2005, fue reconocida por los mejores diarios y críticos. En 2011, The Curriculum Vitae of Aurora Ortiz fue llevado al teatro en Inglaterra. Su segunda novela, Las mujeres inglesas destrozan los tacones al andar , y su tercera, La importancia de los peces fluorescentes, han supuesto el respaldo de los lectores y la consolidación de Almudena Solana como una gran escritora. Ahora publica Efectos Secundarios.

 

-- ¿Por qué una novela a través de los medicamentos más consumidos?

--En realidad se puede contar una historia desde cualquier ámbito. Cualquier cosa puede traer un brote de inspiración: una esquela, un anuncio por palabras... o un prospecto. ¿Por qué no? Detrás de esas expresiones escritas pueden ocurrir cosas. No encuentro una mejor radiografía de nuestra sociedad hoy que detenerme en los diez medicamentos más vendidos. He buceado en los prospectos de Adiro, Orfidal, Augmentine, Nolotil, Lexatin, Sintrom... Después, cada uno de estos medicamentos se convirtió en un personaje, conservando hasta el mismo nombre. Adiro es una ejecutiva, Sintrom es un policía nacional, Lexatin un periodista que trabaja en el diario Marca, Augmentine trabaja en Zara... Hay una azafata de Iberia, una saxofonista holandesa que llegó a Madrid... Cada uno tiene una vida, unos anhelos, unas frustraciones. Estas diez vidas en total se van entrelazando muy sutilmente hasta llegar a un final común.

 

--¿Por qué el título 'Efectos Secundarios'?

--Me gustan los efectos secundarios; observo que tienen mala fama porque las personas los ven como algo negativo. ¿Por qué? Tal vez porque sólo pensamos en la inmediatez, lo ultra rápido, lo ligero, lo previamente programado... No dejamos hueco a lo imprevisible... Para mí, en cambio, los efectos secundarios representan lo inesperado, las segundas oportunidades; son las carreteras secundarias, las divagaciones, la parte de atrás de las cosas, el ajuste de cuentas con el pasado... Ahí, en ese mundo no esperado se encuentran las diez historias de mi novela. Los efectos secundarios les llevan, de la mano a cada uno, hacia el final común.

 

--¿Has dedicado mucho tiempo a la investigación?

--Me gusta aprender sobre el mundo en el que me voy a detener en la ficción. He estado cuatro años; dos años entre listados, medicamentos, entrevistas con expertos, y dos años más recreando ese mundo de ficción desde esos medicamentos...

 

--Te escuché decir que un libro y un medicamento se parecen.

--A su manera, cada uno es un remedio. Encierran dentro de sí las mismas cosas: los deseos, las ganas de estar bien, y crecer y evolucionar... Un medicamento o un libro pueden ser idénticas metáforas para mostrar lo que es la sinceridad de un ser humano en zapatillas. Efectos Secundarios es la suma de diez cajas de cartón, diez pequeñas novelas que se van conectando. Cada vida, como una pieza de puzzle, se relaciona con las demás.

 

--Han pasado cuatro años desde tu última novela, "La importancia de los peces fluorescentes(2009).

--Así es. Siempre me digo, venga, Almudena, en la siguiente no vas a tardar tanto... Tal vez con la próxima lo consiga. Depende de lo que yo mismo sea capaz; tengo mucho respeto a mis lectores. No entrego el manuscrito hasta que no estoy completamente segura de que la botella se puede tirar al mar con todas las consecuencias.

 

--¿Por qué te gustó el ámbito de una farmacia para el arranque de la novela?

--Porque los prospectos, si queremos, están llenos de vida. Mi frase favorita es "Si tiene alguna duda consulte con su farmacéutico". Eso es lo que hace el narrador de la novela. Preguntó al farmacéutico... Las farmacias son como las cocinas, ahí se tienen las mejores conversaciones. Desde ahí vemos la película de cada vida.

 

--¿Sigues pensando que una novela es como un edificio?

--Lo creo firmemente porque el andamiaje en el que se apoya la obra es fundamental. Después investigo, todo; los olores, los sitios, cada cosa que se dice... Pero sólo lo hago para mentir con verosimilitud y sentirme cómoda escribiendo... Lo que me interesa es la ficción y que la historia sea creíble. Sólo desde ahí, desde la mentira aparente se pueden decir verdades enormes. Ahí llega el maravilloso momento de la libertad del creador.

 

--¿Ese es el momento en el que te gusta lanzar pensamientos al aire desde sus personajes?

--En cierta manera, así es. Siempre busco una acción que permita dar importancia a las pequeñas cosas, a los ángulos menos visibles y dejando que los pensamientos de esos personajes salgan al aire. Es la forma que encuentro para lanzar mis propias dudas y reflexionar en alto; es mi manera de lanzar un antídoto al mundo real. La vida en el mundo real a veces encuentro que se presenta como una síntesis permanente. Ahí está la otra pobreza, la pobreza de los que no piensan.

 

--En tu primera novela, "El Curriculum de Aurora Ortiz", ves el mundo desde una portería, desde un call-centre en "Las mujeres inglesas destrozan los tacones al andar", desde una Unidad de Sueño en "La importancia de los peces fluorescentes ... Ahora desde una farmacia. ¿Es algo premeditado?

--Me gusta situarme en lugares secundarios y hacerlos importantes. A veces en la vida uno ve, por ejemplo... que para conseguir un buen novio hay que sumar dos hombres normales (risas) o que en una boda --por seguir con el ejemplo-- el que se ocupa del guardarropa encierra en sí mismo una vida más interesante que el propio novio... ¿No es así? Tal vez escribo para dejar que hablen los que no hablan normalmente.

 

--'Efectos Secundarios'. ¿Cuál es la posología para su lectura?

--Lo fundamental, lo que queremos todos los que escribimos --y estarás de acuerdo-- es que te dediquen el momento adecuado... Para que se dé esa magia que llega cuando un buen lector interviene desde la lectura y acompaña activamente en el desarrollo de la historia. Efectos Secundarios se puede leer, o se deja contar, tirando de distintos hilos... Los hilos de las vidas de diez personajes, o a través de los medicamentos que necesitan. También a través de lo que olvidan esas personas o lo que pudo haber sido y no fue... A través de sus mentiras; a través de los objetos que poseen estos personajes, o a través de las lecturas que aparecen, los libros, la música...

Ficheros relacionados:

Publicado el 25/6/2013 a las 11:53

Etiquetas: entrevista, diario cordoba, almudena solana, efectos secundarios

[579 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

©2007 | | Página desarrollada por Tres Tristes Tigres

essay
essay
romeo and juliet essay question
dissertation database search
doctoral thesis database
writing a story
who will do my homework
term paper for sale