Blog y página personal de la escritora

Almudena Solana

Terminaron las Olimpiadas. Prohibido adelantar a China

imagen

  Terminaron los juegos Olímpicos. Prohibido adelantar a China. ¿Eso es lo que se quería? No pasa nada. Triunfará quien no lo intente.

Descansemos un poco del color rojo. ¿Qué recuerdos te quedan?

Fíjate, después de tanta fastuosidad, en las ceremonias de apertura y clausura, no me acuerdo ya de ellas, salvo de la maravilla de la percusión tronada por cientos de chinos al compás, a razón de dos brazos por chino... Sólo la percusión. Lo demás fue exceso para mí.

Sin embargo, todavía recuerdo a nuestro killer de las pistas mejor educado y con menos complejos ante la bandera. Me pregunto de dónde saca la fuerza nuestro number one  Nadal para que, después de sus agotadores partidos de tenis, aún pueda tirar jubiloso las muñequeras al público y que éstas vuelen muchos metros como si fueran también sólidas pelotas de tenis. Haz la prueba, ¡tira una liviana muñequera hacia delante y a ver hasta dónde te llega!

También recuerdo a la gran atleta  rusa de los ojos verdes y las uñas negras; la que se ocultó debajo del edredón (Yelena Isinbayeva) Aún tengo la intriga por saber qué dijo ahí debajo; qué decía, que rezaba, a quién clamaba antes de conseguir batir el récord del mundo en su tercer y último intento de salto de pértiga... ¡Tal vez era un conjuro!!! ¡Que lo comparta, que a lo mejor nos sirve a otros! Me gustaría preguntarle también si no le molestaban tantos anillos al sujetar la pértiga en un momento tan decisivo... También, desde luego, me quedo con la sonrisa de Marta Domínguez.... A pesar de haberse caído. Consiguió, sin saberlo, la medalla más importante, la que no puntúa. Su sonrisa al hablar que hay que seguir, decía; hacia delante... Enhorabuena campeona. Sí, el abrazo sería para ella; incluso a pesar de perderme el de los polis nacionales, medalla de oro en piragua...

He visto los juegos. La emoción del esfuerzo, compensado o no compensado; el trabajo en equipo, el riesgo individual... Y luego he visto mogollón artificial., fastuosidad en un momento de crisis, he visto fría ostentación; muchas medallas para un país muy grande que se empeña en decir que es grande. Y lo es: 1300 millones de chinos. Obvio. Pero la grandeza a veces no es grande. China, pese a todo, pobre. Dirigida, desigual.  Me acuerdo de mi visita a las fábricas de textil cerca de Shanghai,. Recuerdo las condiciones en las que trabajaban miles de personas en una nave, sin descanso, frente a miles de máquinas de coser. ¡Parecían pájaros carpinteros...! Alguno incluso me habló de su familia, el campo. La China del interior donde mandaban el salario... Bueno, pero hablábamos de olimpiadas. Prohibido adelantar.

A pesar de todo, qué perfección. Pero no hablaba de juegos imperfectos... ¿me entiendes?

Publicado el 26/8/2008 a las 17:33

Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

1 Comentarios.

Por apache . El 29/8/2008 a las 11:00

Estos han sido, sin duda, los mejores juegos de la historia quizá por que son los últimos. Los últimos siempre son los mejores(pobre Londrés que listón tan alto, me veo a todos metidos bajo el edredón antes del salto). Estoy de acuerdo contigo sobre el momento del record mundial de pertiga. Te digo algo que te va a gustar frente a todos los records que se han batido es el único, el de la rusa con sus sortijas, que se produjo en la soledad del individualismo con su edredón y su pertiga. Ella sóla.Y pudo.

Tu comentario.

©2007 | | Página desarrollada por Tres Tristes Tigres

essay
essay
romeo and juliet essay question
dissertation database search
doctoral thesis database
writing a story
who will do my homework
term paper for sale