Blog y página personal de la escritora

Almudena Solana

MI CUARTA NOVELA, "EFECTOS SECUNDARIOS"

imagen

 

Los adelantos de la técnica te permiten ver la ecografía tridimensional de tu hijo cuando aún no ha nacido. Y lo imaginas.

La portada de un libro, a todo color, te da casi toda la información. Sin embargo le falta el latido, ese latido que llega cuando está en las manos de sus lectores.

Se acerca el momento de su publicación, a mediados de mayo. Ya os daré detalles de su presentación. Aun no lo he visto; si existe pero no ha nacido. Y cuando nace ya se independiza de mi...

En realidad sois los primeros en verle la cara. Yo os lo presento y, a la vez, me despido de él. Se va de casa nada más nacer; se va de mi cabeza. Nunca de mi corazón. Mi cuarta novela, "Efectos Secundarios".

Publicado el 22/4/2013 a las 14:34

Etiquetas: literatura,

Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

4 Comentarios.

Por Almudena . El 10/5/2013 a las 10:52

Sin embargo, Carmen, engloba todo. Añadiré una grabación que me hicieron en Los Angeles, explicando sobre "Efectos Secundarios" cuando aún sólo era un trabajo a punto de entregar. Lo incluiré en el blog. ¡Gracias por tus ganas!

Por Carmen . El 07/5/2013 a las 22:06

¡Qué ganas! Ver la portada sabe a poco.

Por Almudena . El 26/4/2013 a las 11:16

Gracias, Jorge... Mi abrazo hasta Los Angeles, esa ciudad en la que siempre se sueña, sobre todo si uno se encuentra con gente como tú. ¡Hagamos que las cosas sean posibles y gracias por las niñeras...! (Así nos dejarán trabajar)Gracias a todos los que por allí quieran apapachar "Efectos Secundarios".

Por Jorge Azpiazu . El 25/4/2013 a las 20:07

Trato de imaginar lo que debe estar pasando estos días por tu mente.
Es difícil.
Aunque no hay nada que pueda decir que calme esas emociones encontradas, estoy convencido que el baby que se va de casa encontrará muchos brazos y manos que quieran arroparlo, o como dicen en México, apapacharlo, disfrutarlo, sentirlo, entenderlo y compartir todas las emociones que con seguridad va a provocar.

Desde el otro lado del charco, Los Angeles puedo decirte que ya tiene muchas niñeras o nanas dispuestas a tenerlo en sus manos, cuidarlo y disfrutarlo.

Jorge Azpiazu

Tu comentario.

©2007 | | Página desarrollada por Tres Tristes Tigres

essay
essay
romeo and juliet essay question
dissertation database search
doctoral thesis database
writing a story
who will do my homework
term paper for sale