Blog y página personal de la escritora

Almudena Solana

Nueva novela de Almudena Solana a la venta el 21 de mayo

Descubre mi última novela

A la venta en:

Casa del libro

Amazon

Fnac

El Corte Inglés

Unas estrellas para Gonzalo Rojas

imagen

Almudena Solana

  Hace unos años, en la Residencia de Estudiantes de Madrid, Gonzalo Rojas terminó por recitar su último poema de la tarde. Se titula "Fax con ventolera"; "esto podría ser un autoepitafio, sin ningún desconsuelo -decía-; se supone que algo se dirá cuando uno se aparte de este juego".

Le gustaban las piedras y las estrellas. Podría elegir un poema suyo que me gusta especialmente, se titula "En cuanto a la imaginación de las piedras", pero nos quedamos con su propia despedida. Y yo, de todas maneras, le regalo alguna estrella, por si le sirve, y la luna, cómo no, con perchas, que son para mi tan queridas como para él sus piedras. Y tampoco entierran a sus muertos.

Fax con ventolera

Fax con ventolera,

Y una rosa: -Hoy

salió de esto Rojas

el Gonzalo

como le pusieron en el agua, iba solo, no hay

epitafio que escribir en cuanto a su suerte, ni

cuerpo que respirar, escasamente

se dirá de él que vino

rápido y ha salido,

que ya no está entonces, que

no hay estrellas para él, que carnalmente

va encima del vidrio que lo encarcela una rosa

a modo de instrumento de perdición, que ha

salido

            y eso es todo.

Publicado el 14/5/2011 a las 19:11

Etiquetas: literatura, Gonzalo Rojas, Chile, en memoria

[31 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

TINTA Y CARBÓN

imagen
  Me invitaron a sandía.

- Tómalo, es un postre chileno

La sandía, ya pinchada en pequeños trozos, había que pasearla en un corto ceremonial que atravesaba el plato de este a oeste para que ella se posara sobre una montañita de harina tostada con azúcar, con la misma delicadeza con la que una mota de polvo alcanza una mesa.

En ese momento, en Chile, ascendía del agujero el minero número 3.

La harina de color miel se dejaba masticar por las muelas con la misma sorpresa con la que un niño descubre el carbón dulce en la noche de los Reyes Magos.

Todos, en estos días, hemos querido ser negro color. Negro carbón. Harina, más que tostada,  negra si tuviera que ser. Un brindis por Chile, por la superación de 33 hombres y un país. Viva el color negro, que no es sucio, sino limpio y honesto. Es el color del cruce, del esfuerzo, de la honestidad. El color del bien. ¿Acaso no es más creíble una paloma negra como símbolo de la paz? El blanco es demasiado hiriente, y de puro limpio, invita a la desconfianza.

¡Un minero y un escritor se parecen tanto!Qué más da, tinta o carbón. Negrura, obcecación. Y cuando un minero vuelve a la luz, cuando un libro sale a la luz, las gafas oscuras ayudan en la calle, donde está la gente que trabaja de pie, y saluda al sol.

(Un recuerdo al gran minero MVLL, que casi sus siglas ya dicen "maravilloso". Aplauso al reciente Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, con ganas de que vuelva a Madrid)

Publicado el 16/10/2010 a las 19:23

Etiquetas: LITERATURA, ACTUALIDAD.CHILE,

[29 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

©2007 | | Página desarrollada por Tres Tristes Tigres

essay
essay
romeo and juliet essay question
dissertation database search
doctoral thesis database
writing a story
who will do my homework
term paper for sale