Blog y página personal de la escritora

Almudena Solana

Un pensamiento, Señor Obama (1)

imagen

  La esencia del americano está en la hamburguesa. Podría hablar de la obesidad que genera la comida basura y los achaques que promete ese queso amenazante que nos mira como si fueran colmillos de dolor derretido. Pero no, quiero hablar del entusiasmo que simboliza esa grasa.

Sí, si yo fuera el Señor Obama (que sabe muy bien cómo entusiasmar) hablaría del significado universal de la hamburguesa.... No puede haber mensaje más populista en su tierra. Pero es que encima, bien mirado, la esencia del norteamericano es eso: el entusiasmo ante una hamburguesa intacta (luego empiezan a comer, con las mayonesas y los ketchup escurriendo por los labios mientras comen y se estropea todo)

Pero volvamos al entusiasmo.

El norteamericano come cada hamburguesa como si fuera la primera de toda su vida. Cada pieza de éstas, ya sea doble, con queso, sin queso... Simboliza el entusiasmo, como si la ansiada hamburguesa fuera un vino recién escanciado y reposado después de haber estado en barrica veinte años...  Y yo, ante eso, la verdad, me quito el sombrero. ¿Y por qué me lo quito? Porque ¡comen hamburguesas bastante a menudo, casi diariamente, y siempre están expectantes como si fuera la primera vez...! ¿No hay material aquí Señor Obama?

¿Quién no desea que el amor sea como el del primer día;  que los zapatos sigan brillando como la primera vez que se probaron en la tienda? ¿Quién no volvería al entusiasmo de aquella primera vez en la que, un niño, venció el miedo en la piscina y, al fin, consiguió tirarse desde el trampolín? ¿Quién no recuerda el primer espaldarazo de entusiasmo del profesor en el colegio ante una lección bien sabida?

La hamburguesa es el patito feo tratado cada día como un cisne ; ¿No tiene suerte esa carne roja envuelta en pepinillos? Yo no consigo encontrarle el encantamiento más allá de ese papel crujiente en el que está envuelta... Pero, sin embargo, cada vez que regreso a EE.UU, da lo mismo si Este u Oeste, Norte o Sur, observo el entusiasmo de los bocados a mi alrededor... Porque, que una sociedad, atiborrada a hamburguesas, abra cada día sus fauces para comer otra más como si fuera el mayor elixir no antes conocido... Es que, no sé si me explico, señor Obama, usted ya tiene mucho avanzado...

Ahora sólo falta quitar la grasa, la obesidad, el ansia, el colesterol, ... y quedarse únicamente con esa emoción incombustible, no erosionada por nada. Y trabajar con ella.

Publicado el 30/7/2008 a las 08:00

Etiquetas: ACTUALIDAD, ESTADOS UNIDOS, PENSAMIENTO

Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

5 Comentarios.

Por anna . El 14/8/2008 a las 14:33

A pesar de la dependencia y que lo que se coma es la comida barata, me parece una suerte esto que dices del entuisiasmo, que no decae pese a todo... Claro que habrá de los que saben comer y los que no pero lo que yo he entendido y es lo que me llama la atención es que que no decae, que la capacidad de sorpresa, incluso, se mantiene... ¡A ver si aquí lo conseguiríamos por ejemplo, si repitiéramos todos los días, paella, paella, paella...! Ojalá que sigas con otros puntos sobre esto, que lo titulas (1), espero que haya más... ¡Me gusta!

Por Bayono . El 12/8/2008 a las 19:31

Hola,
el artículo me ha parecido surrealista. Nadie que conozco en EEUU va a comer hamburgesas con regularidad).
Pero hay muchos trabajadores que comen (preferentemente en Mac Donalds) hamburgesas porque es la comida mas barata y crea adición como el chocolate pero la razon principal es la economía, la falta de cultura gastronómica y la carencia de restaurantes de comida casera con menús económicos.
Saludos

Bayono

Por Astrágalo . El 10/8/2008 a las 00:08

Me ha encantado, como has deshuesado la hamburguesa, estos americanos realmente no saben comer...y muchas otras cosas.Me pasare mas a menudo por tu blog, es muy interesante.

saludos.

Por Alex . El 08/8/2008 a las 13:20

¡Vaya! fantástico artículo.
"La esencia del americano está en la hamburguesa" que buena frase y que cierta, nunca lo había pensado.

Por Laura . El 30/7/2008 a las 20:18

Es verdad, es una locura, pero bien pensado, ¿no es todo asi últimamente? Todo tiene un factor que lo 'estropea', al igual que el entusiasmo de esa grasa 'estropeada' ahora por Obama, el brillo de los zapatos los liquida el caminar, el amor lo desgasta el tiempo, el trampolin pierde su encanto cuando el niño se cae, ¿no es ahora cuestion de cada uno hacer lo que crea correcto? El niño después de tirarse la primera vez por el trampolín lo hace durante toda esa tarde, al día siguiente la primera vez tiene miedo, después ya no, pero el día en que se caiga dependera de él el hecho de levantarse, alzar la cabeza y volver a subir al trampolín, ¿no es lo mismo?
Es curiso,si buscase una palabra para describir todos estos conceptos, diria el tiempo,y parece ser que eso es lo que falta,tiempo,por eso acuden a sitios de comida rapida.

Un saludo y un fuerte abrazo!

Tu comentario.

©2007 | | Página desarrollada por Tres Tristes Tigres

essay
essay
romeo and juliet essay question
dissertation database search
doctoral thesis database
writing a story
who will do my homework
term paper for sale