Blog y página personal de la escritora

Almudena Solana

Nueva novela de Almudena Solana a la venta el 21 de mayo

Descubre mi última novela

A la venta en:

Casa del libro

Amazon

Fnac

El Corte Inglés

Una bandeja sin fronteras

imagen

 

—Es un buen tipo —admitió Slim—. No se

necesitan sesos para ser bueno. A veces me parece

que es más bien al contrario. Casi nunca un

tipo muy listo es un hombre bueno.

 (De ratones y hombres, John Steinbeck)

 

Allowance. Es una palabra que me gusta.Es bonita ella misma, y representa a su vez un buen significado, tolerancia. Hoy, aquí en Los Ángeles, todo el mundo se da la gracias, tal vez hasta algunos de los 44.000 vagabundos que cifran cada día en Los Ángeles Times, están por las calles, como los de la Quinta con la Calle San Pedro; también ellos se dan las gracias si se pasa uno a otro una sucia petaca de plástico con vino.

Aquí están englobadas todas las culturas del mundo, todos los estatus sociales, todos los sueños truncados y los sueños por realizar, las risas y las penas; la demencia, la incapacidad y la gloria. Aquí, en Los Ángeles, está el mundo en una misma bandeja sin fronteras, junto al pavo. 

 Y sin embargo lo miro, y veo en ese ave quieto y sin cabeza, el símbolo hoy de la rendición. Lo demás es fritura, compota, distracción.

 En el pasado este día significó la fiesta y la celebración por una buena cosecha, el agradecimiento por los resultados tras un duro trabajo. Hoy tendríamos también la oportunidad de celebrar un motivo real en el que estuviéramos representados la humanidad, la humanidad entera que se da las gracias por el resultado de un duro trabajo de entendimiento.

 Cada persona, en su pequeñez y su gloria, tiene mucho que elogiar, cada día. Pero hoy, todas las pequeñas humanidades deberían sumarse en una sola y mirar hacia dentro y preguntarnos más allá de nuestra propia individualidad qué motivo tenemos para darnos las gracias los unos a los otros. Deberíamos intercambiarnos, confundirnos… Ser colonos, ser recién llegados, ser israelíes que quieren venir, o franceses, o americanos, o palestinos, o madres de Níger buscando agua en el río... O estudiantes acribillados en Kenia. Todos ellos, y sus religiones,  están representados en las calles de Los Ángeles. Y más allá de sus desdichas, todas las familias del mundo se parecen cuando están, como hoy, al calor del hogar propio; en el confort de su propio consuelo.

 Ninguna raza o religión tiene en Los Ángeles mayoría aplastante sobre otra, y todas tienen su lugar. Esta ciudad, por ello, es una gran oportunidad, de ahí su energía, indescriptible. Y todas estas culturas confluyen hoy, sin dudarlo, en una sola cosa: Nada hay mejor que hacer que darse las gracias y celebrarlo con la familia, con los amigos. Si esto es así, si puede existir la unanimidad en algo, esto es ya un buen punto de partida. Si  aceptamos esta quimera y pudiéramos ver en un plano cenital cada una de esas 140 culturas y religiones, todas ellas representan la esperanza en sus casas, en el calor de su hogar, junto a su pavo (si lo han podido pagar) Pero también deben representar la esperanza fuera de sus casas.

 Es posible coincidir. El aeropuerto de Los Ángeles, rebosa estos días en su capacidad, al máximo. Y, sin embargo, esta ciudad, en esta tarde del cuarto jueves de noviembre, representa, igual que todas lo que es el ser humano, alguien que, la mitad de su vida anhela,  muchas veces llora, y a veces, ríe.

 Tal vez debería existir un Thanksgiving en el que poder agradecer a los que no son familia, ni siquiera amigos, la oportunidad… de hacernos pensar en nuestro absurdo, siendo conscientes de que lo demás es amable distracción: compota, guirnaldas de color naranja y las más drásticas rebajas del año.

 El pavo, humillado en su bandeja, cabeza abajo, debería ser un animal venerado, porque nos lleva al pensamiento y nos demuestra, por ejemplo, que la alegría no siempre es alegre, si no representa nada más allá de nuestra vanidosa individualidad. De igual manera, la pena de un pavo hacia abajo es tampoco algo siempre triste porque puede convertirse, como un conejo que surge de una chistera, en un misil compacto que lance suave confeti y oportunidad, entendimiento. Motivos para el disfrute y el agradecimiento colectivo. Allowance.

Publicado el 26/11/2015 a las 23:20

Etiquetas: Los Angeles 6, Thanksgiving, Estados Unidos, humanidad, paz, religión

[0 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

oye, man.

imagen
 

Estando a la espera en el aeropuerto de Atlanta, camino de Los Ángeles, uno piensa que los Estados Unidos han llegado ya al máximo de sus posibilidades, que ahí se han quedado.

Ahí.

En la ineficacia, muchas veces

En los listones medianos, ramplones

Muchos empleados para organizar colas

en el control de policía.

Y, sin embargo,

El pensamiento no se va en las dos horas de espera

 hasta que, al fin llega el turno

 

Y te miran el ojo, y te clavan la mirada, y te graban los dedos

 Todos somos sospechosos de sus sospechas

Lo que no saben es que, además,

somos testigos de su parón en el mundo.

 

Hasta ahí han llegado.

Testigos de ellos mismos.

Ahí se quedaron, en el máximo de las posibilidades.

 

Acogieron a millones de emigrantes.

Pero no luce en un aeropuerto de entrada en ese país.

No hay reducción de plantilla en estos asuntos tan serios

Hay  trabajadores, por todos lados,

unos vigilan a las personas; las ordenan, las clasifican.

Otros trabajadores vigilan a los vigilantes.

Todos, en conjunto están lejos del yes, we can

porque no pueden.

Al final, el empleado último te clava el sello en el pasaporte imprimiendo carácter cinematográfico a la rutina.

Mala rutina; nefasta  imagen en el control de entrada a un país

que, si no fuera porque uno lo conoce más,

se quedaría sólo en eso: sonrisas de hamburguesa, y mucha incompetencia.

Hasta ahí has llegado, man.

Publicado el 30/6/2011 a las 06:43

Etiquetas: actualidad, estados unidos

[6107 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Un pensamiento, Señor Obama (3)

imagen

Llega su hora.

Antes llegó Sullenberg ( "Sully" para los amigos) y se fué Bush. Ocurrió el mismo día esta historia de héroes y villanos (en realidad, la palabra villano se refiere a las personas que, como Bush, provienen del campo, de la aldea) Pero bueno, lo que quería decir, nos olvidamos de Bush porque todos queríamos estar con Sully, que tiene nombre de héroe de la tele, con esa cara de gran capitán amable de cualquier capítulo de "Vacaciones en el mar" o en el aire... Y es un héroe de verdad.

Se hizo la proeza, salvó la vida de 150 pasajeros, posando su avión, suavemente sobre  el río Hudson. ¿Quién se quería acordar de Bush?

"Sully" casi ha sido el perfecto helado de limón entre plato y plato, para matar sabores. Llega, Señor Obama, a la presidencia de los Estados Unidos, después de haber dicho al mundo que sí, que yes we can... Y lo empezó demostrando Sully, a modo de aperitivo.  We can, como Sully. Todos podemos.

Que le vaya bonito, Señor Obama, que es lo mejor que se le puede pedir a un país tan armado. Que los demás sepamos ver a los norteamericanos sin tantos prejuicios. Nos han dado una lección de entusiasmo, y también de unión; han demostrado que no hay adversarios políticos cuando se trata de estar todos a una. We are one, cantan por allá, como siempre, con una sola bandera.

Y después, Sully, nos dio otra lección porque no sólo mantuvo los nervios con sus arrugas sino que nos salvó a todos de la estupidez de la eterna juventud con la valentía y la experiencia que da un pelo y un bigote orgullosamente llenos de canas. Ponga un Sully en su equipo... Y sigamos pensando que la magia existe, señor Obama. El mundo también es uno.

Felices días de derroche de canciones, conciertos y unidad. Feliz entrada en su nueva casa. Ha llegado su hora. Buon lavoro!

Publicado el 20/1/2009 a las 11:43

Etiquetas: Actualidad. Estados Unidos

[3 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

UN PENSAMIENTO, SEÑOR OBAMA (2)

imagen

  Aquí voy con mi segundo pensamiento, Señor Obama, que como todos los pensamientos, tiene más de introspección que de marketing efectista para su próximo careo ante McCain, espero que por eso no deje de interesarle. Ya hubo un primer pensamiento para usted en este blog y me han venido pidiendo más. Es coincidencia que llegue cuando el novelista y ensayista francés, Le Clézio, pisa las calles como nuevo Premio Nobel de Literatura. Están recientes las polémicas declaraciones del Secretario de la Academia Sueca, la semana pasada; tal vez se pasó cuando dijo que es Europa, y no Estados Unidos, quien "sigue estando en el centro del Universo literario mundial"

¿A qué autores extranjeros se lee en Estados Unidos? Ese pedazo inmenso de tierra, lleno de gente intrépida y aventurera; trabajadores de los sueños, que escuchan desde que nacen que son los mejores, que son los mejores, que son los mejores... y esto no está mal para la autoestima y la fuerza, el coraje, en fin, todas esas cosas que vemos en las películas y en la vida... Pero, ¿Qué libros de autores de fuera se leen? ¿Cómo un país, que es suma de muchos, suma de emigrantes, ciudades, culturas, sueños nómadas... Cómo las editoriales traducen del exterior algo cercano a nada?  Lo malo de ser un país tan grande y poderoso es que corre el peligro de creer que es autosuficiente en todo. Nadie lo somos,  en el contraste está el avance.

"Viajando se escucha mejor el ruido del mundo" dice hoy Le Clèzio. En eso, claro, ya usted se diferencia bastante de su adversario McCain , algo es algo, ¡¡que ni siquiera su aspirante a Vicepresidenta tiene pasaporte!! Sin pasaporte, y con rifle, viva la vida.

Lecturas, traducciones de autores de fuera. Es normal que los libros de autoayuda para ser millonario arrasen en ese mundo de parques temáticos y adoración al dinero pero, piense un poco... La autoayuda podrá ayudar a ese enriquecimiento material pero, por lo demás, si no cambian las cosas, lo demás... es pobreza.

Publicado el 10/10/2008 a las 12:50

Etiquetas: ACTUALIDAD. ESTADOS UNIDOS

[2 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Un pensamiento, Señor Obama (1)

imagen

  La esencia del americano está en la hamburguesa. Podría hablar de la obesidad que genera la comida basura y los achaques que promete ese queso amenazante que nos mira como si fueran colmillos de dolor derretido. Pero no, quiero hablar del entusiasmo que simboliza esa grasa.

Sí, si yo fuera el Señor Obama (que sabe muy bien cómo entusiasmar) hablaría del significado universal de la hamburguesa.... No puede haber mensaje más populista en su tierra. Pero es que encima, bien mirado, la esencia del norteamericano es eso: el entusiasmo ante una hamburguesa intacta (luego empiezan a comer, con las mayonesas y los ketchup escurriendo por los labios mientras comen y se estropea todo)

Pero volvamos al entusiasmo.

El norteamericano come cada hamburguesa como si fuera la primera de toda su vida. Cada pieza de éstas, ya sea doble, con queso, sin queso... Simboliza el entusiasmo, como si la ansiada hamburguesa fuera un vino recién escanciado y reposado después de haber estado en barrica veinte años...  Y yo, ante eso, la verdad, me quito el sombrero. ¿Y por qué me lo quito? Porque ¡comen hamburguesas bastante a menudo, casi diariamente, y siempre están expectantes como si fuera la primera vez...! ¿No hay material aquí Señor Obama?

¿Quién no desea que el amor sea como el del primer día;  que los zapatos sigan brillando como la primera vez que se probaron en la tienda? ¿Quién no volvería al entusiasmo de aquella primera vez en la que, un niño, venció el miedo en la piscina y, al fin, consiguió tirarse desde el trampolín? ¿Quién no recuerda el primer espaldarazo de entusiasmo del profesor en el colegio ante una lección bien sabida?

La hamburguesa es el patito feo tratado cada día como un cisne ; ¿No tiene suerte esa carne roja envuelta en pepinillos? Yo no consigo encontrarle el encantamiento más allá de ese papel crujiente en el que está envuelta... Pero, sin embargo, cada vez que regreso a EE.UU, da lo mismo si Este u Oeste, Norte o Sur, observo el entusiasmo de los bocados a mi alrededor... Porque, que una sociedad, atiborrada a hamburguesas, abra cada día sus fauces para comer otra más como si fuera el mayor elixir no antes conocido... Es que, no sé si me explico, señor Obama, usted ya tiene mucho avanzado...

Ahora sólo falta quitar la grasa, la obesidad, el ansia, el colesterol, ... y quedarse únicamente con esa emoción incombustible, no erosionada por nada. Y trabajar con ella.

Publicado el 30/7/2008 a las 08:00

Etiquetas: ACTUALIDAD, ESTADOS UNIDOS, PENSAMIENTO

[7 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

©2007 | | Página desarrollada por Tres Tristes Tigres

essay
essay
romeo and juliet essay question
dissertation database search
doctoral thesis database
writing a story
who will do my homework
term paper for sale