Blog y página personal de la escritora

Almudena Solana

Nueva novela de Almudena Solana a la venta el 21 de mayo

Descubre mi última novela

A la venta en:

Casa del libro

Amazon

Fnac

El Corte Inglés

Feliz Año

imagen

Aún recuerdo cuánto pude bailar esa noche.

¿Cómo en un sitio tan perdido de Níger podía haber una orquesta tan digna?

Bailemos.

Música, ven. No a las orejas, sino al tumulto. Que resuene entre los árboles, entre los coches, da igual.

Año Nuevo, embadurna el panorama con sonidos. ¡¡Manda los IPOD y los auriculares a paseo!!

Libera los oídos, socializa la música... Rompe la barrera de lo individual. Haznos escuchar más allá.

Sí. ¡Socialicemos la música! Que suene... ¡Bien alto!

Y ahora ya...

Comparte conmigo este baile y brindemos por el 2009.

Publicado el 29/12/2008 a las 09:00

Etiquetas: pensamientos

[608 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Un pensamiento, Señor Obama (1)

imagen

  La esencia del americano está en la hamburguesa. Podría hablar de la obesidad que genera la comida basura y los achaques que promete ese queso amenazante que nos mira como si fueran colmillos de dolor derretido. Pero no, quiero hablar del entusiasmo que simboliza esa grasa.

Sí, si yo fuera el Señor Obama (que sabe muy bien cómo entusiasmar) hablaría del significado universal de la hamburguesa.... No puede haber mensaje más populista en su tierra. Pero es que encima, bien mirado, la esencia del norteamericano es eso: el entusiasmo ante una hamburguesa intacta (luego empiezan a comer, con las mayonesas y los ketchup escurriendo por los labios mientras comen y se estropea todo)

Pero volvamos al entusiasmo.

El norteamericano come cada hamburguesa como si fuera la primera de toda su vida. Cada pieza de éstas, ya sea doble, con queso, sin queso... Simboliza el entusiasmo, como si la ansiada hamburguesa fuera un vino recién escanciado y reposado después de haber estado en barrica veinte años...  Y yo, ante eso, la verdad, me quito el sombrero. ¿Y por qué me lo quito? Porque ¡comen hamburguesas bastante a menudo, casi diariamente, y siempre están expectantes como si fuera la primera vez...! ¿No hay material aquí Señor Obama?

¿Quién no desea que el amor sea como el del primer día;  que los zapatos sigan brillando como la primera vez que se probaron en la tienda? ¿Quién no volvería al entusiasmo de aquella primera vez en la que, un niño, venció el miedo en la piscina y, al fin, consiguió tirarse desde el trampolín? ¿Quién no recuerda el primer espaldarazo de entusiasmo del profesor en el colegio ante una lección bien sabida?

La hamburguesa es el patito feo tratado cada día como un cisne ; ¿No tiene suerte esa carne roja envuelta en pepinillos? Yo no consigo encontrarle el encantamiento más allá de ese papel crujiente en el que está envuelta... Pero, sin embargo, cada vez que regreso a EE.UU, da lo mismo si Este u Oeste, Norte o Sur, observo el entusiasmo de los bocados a mi alrededor... Porque, que una sociedad, atiborrada a hamburguesas, abra cada día sus fauces para comer otra más como si fuera el mayor elixir no antes conocido... Es que, no sé si me explico, señor Obama, usted ya tiene mucho avanzado...

Ahora sólo falta quitar la grasa, la obesidad, el ansia, el colesterol, ... y quedarse únicamente con esa emoción incombustible, no erosionada por nada. Y trabajar con ella.

Publicado el 30/7/2008 a las 08:00

Etiquetas: ACTUALIDAD, ESTADOS UNIDOS, PENSAMIENTO

[683 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

¡FELICIDADES, NELSON MANDELA !

imagen
 

Muchas Felicidades, Nelson Mandela. Quisiera llegar como tú a los 90 años, con amortiguadores en los oídos que empujen fuera las estupideces por oír, y que, sin embargo, ayuden en los esfuerzos por alcanzar a entender las cosas interesentes que existen ahí fuera, más allá del tímpano. Quisiera tener los ojos desgastados pero ausentes de rencor, y esa cara de sonrisa sin necesidad de enseñar los dientes. Suave desgaste de un niño grande que nació negro y suavizó su piel y terminó con los ojos casi azules... Desgaste. Mandela simboliza la cara de todos los abuelos buenos del mundo. Él es, como ninguno, la imagen de la esperanza. Su compañía, a través de unas páginas, me resulta la más grata para un viaje de largo recorrido.

En las nubes... con Mandela. Y también, desde otras líneas, Zymunt Bauman, que me trae a la mente los preceptos de Adorno que, a la vez, me devuelven a Mandela. Porque Mandela es, por encima de todo, ese pensamiento crítico que no se detiene en conservar el pasado sino la redención de todas las esperanzas del pasado... Tan inevitable como que el agua surge de la feliz coincidencia entre el oxígeno y el hidrógeno, así, Nelson Mandela empareja  a la resistencia, con la imaginación; el liderazgo y el sentido moral... Y surge él. La esperanza en el ser humano. La esperanza en el mundo. Felicidades, compañero de viaje. Yo, aún en las nubes, sigo soplando las velas de una gran tarta de cumpleaños.

Publicado el 23/7/2008 a las 14:05

Etiquetas: actualidad, Africa. Pensamiento

[616 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Tiempo (sin)

imagen
 

El tiempo todo lo cura. Qué gran mentira... ¿No te parece?

Hoy nadie te deja estar abatido. Eso sí es verdad.

Y entre medias, el cerebro, una de las más complejas zonas de nuestro organismo. Nada sabemos de él.  ¿Cómo si no unos seres tienen mala conciencia por algo y otros nunca jamás?

Todo esto lo cuenta este reloj, sin manillas en conflicto. A él sí le dejaremos estar triste.

 

Publicado el 19/5/2008 a las 14:22

Etiquetas: pensamiento

[610 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Un pensamiento para Ingrid Betancurt

imagen
 

Una mirada al cielo. Un pensamiento para Ingrid Betancurt. Debe costarte girar la cabeza al gran azul, y sin embargo, es lo único despejado que hay en la selva... ¿Dónde miran tus ojos, Ingrid? Yo me encontré con esta estela un domingo en Madrid y quise guardar el momento. No hay letra dibujada en el aire; o sí, la que tú quieras. Ojalá pudiera dedicarte la tuya, pero no hay nada más que surco, movimiento... La expresión de que algo, todo, es posible.

Mira al gran azul, Ingrid, tal vez la estela de un avión te recuerde el cuento de Pulgarcito, y el cielo se llene de migas que muestren los pasos para saber volver a casa. ¿Dónde miran esos que te retienen? Al suelo, y a sus botas. Seguro que nunca leyeron Pulgarcito. Son Gulliver. Pero tú eres más fuerte, la más fuerte.  Mira al cielo, Ingrid,  hay movimiento mientras lo pensemos.

 

Publicado el 01/5/2008 a las 01:45

Etiquetas: Pensamiento. Actualidad.

[609 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

©2007 | | Página desarrollada por Tres Tristes Tigres

essay
essay
romeo and juliet essay question
dissertation database search
doctoral thesis database
writing a story
who will do my homework
term paper for sale