Blog y página personal de la escritora

Almudena Solana

Nueva novela de Almudena Solana a la venta el 21 de mayo

Descubre mi última novela

A la venta en:

Casa del libro

Amazon

Fnac

El Corte Inglés

La otra gran noche, con Alex de la Iglesia.

imagen

 

Alex de la Iglesia llegó a Los Ángeles, con dos de sus películas exhibiéndose: “El crimen ferpecto” y “La Gran noche”.

 ¿Qué es una película?, se preguntó.

“Una película es seguir a alguien que tiene un problema”.

 Eso es una película, y una novela, una obra de teatro; eso es la amistad, también, a otro nivel. ¿Qué te pasa? Cuéntame… Eso es la vida en realidad, una forma de afrontar los problemas y sus infinitas posibilidades de solución… Como círculos concéntricos que surgen en el agua después de un ligero chapoteo. Por eso, contar una historia es algo incomparable a cualquier cosa porque, quienes lo hacemos, no podemos evitar no hacerlo: cargar con nuestras vidas, las vidas de los demás, seguir el hilo de sus acciones, hacerles vivir si todavía no lo han conseguido hacer, acompañarles en su muerte. Crear.

 Me gustó mucho “El Crímen ferpecto” (Un guiño en la errata que aquí no se aprecia, pero así es su título) Una película de hace años, un reencuentro casi con Edgar Allan Poe y sus cuentos. Un encargado de planta de unos grandes almacenes quiere ser elegante, y lucha por ello… Pero es imperfecto. 

Los centros comerciales, en cambio, son perfectos por si mismos. Así es como ya se ha aceptado que sean: Superficies sin ventanas, con temperatura constante, luz perfecta y eterna, con aromas intactos…. Pero ese entorno se vuelve imperfecto cuando llega el ser humano… “Todo lo que humaniza el objeto se vuelve despreciable… Por eso, cuando compramos algo, y lo llevamos a casa, lo vemos ya horrible, porque está humanizado; se vuelve imperfecto, carente de glamour”.

¿Por qué seremos tan generosos con nuestros sueños? ¿Por qué brillarán tanto las salas de estar de los pisos piloto y tan poco las salas de estar de nuestra casa? Me apasiona la imperfección, lo reconozco; el otro lado de las cosas, el color blanco visto desde la sombra. Y en el fondo, las historias que se cuentan, los problemas que se siguen, son eso: La vida, el cine, la ficción; el hilo de color gris que nos lleva por las esquinas de las oportunidades que vienen, y muchas veces se van.

 ¿Dónde colocar el ojo? Esto es el punto de vista, la eterna duda cuando se quiere contar una historia. ¿Dónde posicionas la mirada de quien lo cuenta?

 Nosotros miramos al frente y, quedó esta foto de recuerdo.

Publicado el 14/4/2016 a las 20:35

Etiquetas: Los Angeles 8, cine, Alex de la Iglesia, imperfección

[0 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

From the other side of the Ocean

imagen

 

It´s funny to read this today. I was right!

(Tiene gracia leer esto ahora. Tenía razón!) 

Do you want to read it? Here. (Quieres leerlo?) 

 

Publicado el 12/3/2016 a las 02:49

Etiquetas: LOS ANGELES, America Reads Spanish

[0 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Las aspiraciones y los trapiés

imagen

Ya lo descubrimos hace mucho con Dickens, quién mejor para mostrarnos de bruces la vida, tal y como es: un balancín entre las aspiraciones y la realidad.

Algo me hace entristecer cuando me encuentro trofeos en las baldas de un establecimiento. Siempre pienso (claro que esto son cosas mías, seguramente sin fundamento)  que los trofeos deberían tener prohibida su venta.

¿No sería mejor situarlos en algún tipo de trastienda donde sólo unos afortunados de la repartición de los tesoros puedieran acceder a ellos, casi en secreto, con claves mágicas, como quien llega a su encuentro, al fin, después de haber encontrado las siete llaves que abren siete cerraduras? Después, la inigualable sorpresa para los merecedeores.

Los trofeos se han hecho mundanos y son excesivamente asequibles para su brillo. En realidad, todo es falso, y esto es así aunque fueran objetos impagables, de oro verdadero. Aunque esto ocurriera y costaran millones de la moneda que cada uno quiera añadir, seguirían siendo baratos porque los trofeos, sin su magia, sin su esfuerzo, han quedado convertidos en algún tipo de hueca cacharrería que se ofrece en una balda comercial; ya no reposan los trofeos donde se hacen compañía las doradas aspiraciones y los traspiés.

Les hice una foto, aunque les dije. Así no os quiero. No os reconozco siquiera. No sois los que recuerdo que érais cuando deseaba ganarme vuestra compañía.

Publicado el 23/2/2016 a las 03:27

Etiquetas: aspiraciones, errores, dickens, los angeles, tesoros

[0 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

El sorteo del suave desprecio

imagen

 

Hay Bote de 1500 millones de dólares. Imagina lo que un dólar puede conseguir… Las estrellas de Beverly Hills y los apoderados de esta parte del mundo mandan a las housekeepers y jardineros a comprar miles de dólares, boleto a boleto, para el sorteo que pone un dinero en juego que asciende sin parar. Cuando escribo es un billón y medio.

  La Bola de energía trae BOTE!  Y llegó la revolución. El sábado pasado me resultó imposible repostar gasolina porque las personas abandonaron sus coches en los lugares de repostaje mientras hacían cola para comprar el boleto. Un poco más allá, la Ceremonia de Los Globos de Oro.

  Todos juegan, los que tienen jardineros y los que no; los jardineros, las empleadas de hogar, los paseadores de perros, las dueñas de las perritas… Es difícil no encontrarse en una gasolinera con alguien que no guarde un pequeño papel de color naranja que te recuerda, una y otra vez, lo que un simple dólar puede conseguir.

  Un dólar no es nada, ya no es ni propina. No sirve tampoco si no los apiñas a otros cuantos para tener de reserva en casa por si hay un terremoto, algo oficialmente recomendado porque, si esto ocurre y se va la luz y, por tanto, no funcionan las terminales de las tarjetas de crédito, nadie te garantiza que te den la vuelta, de un billete más grande, por ejemplo, en un supermercado.  Salvo para esto (y para muchos que no lo tienen) un dólar no es nada.

  Es el sorteo del desprecio. No hay nada que perder!! ¿Qué es un dólar? Bueno…. Se lamentan con esperanza los que tienen poco. ¡Qué barata diversión! Dirán los que tienen mucho y son adictos a las emociones más o menos sanas. En este país en el que todo se contabiliza, el baile de los números mostrará, una vez más, el poder energético tan grande que ellos mismos tienen en la vida del Norte de América. Todo cuenta, todo se cuenta, se contabiliza… Personas, farolas, millones, estudiantes, escuelas, homeless,  profesores, porcentajes…

  En la prensa, se explica claramente la improbabilidad matemática de poder resultar afortunado, en otras páginas se dan ya consejos de cómo guardar el anonimato en caso de serlo. ¡No se lo diga a nadie que compró una combinación de números!

  Mañana, cuando todo sea un recuerdo, volverá el desprecio por lo poco que costó vivir la ilusión de que algo pequeño se convirtiera en grande. Para mi un dólar es mucho. Un dólar, por ejemplo, me hizo sentir que después de casi cuatro meses, por primera vez hacía algo igual - o al mismo tiempo-  que los americanos. Supongo que no seré la única en sentir esta democracia casera. De alguna manera, todos podríamos empapelar las paredes de la ciudad con los mismos papeles de color naranja. Y eso debería aprovecharse como ejercicio artístico de algo parecido a la igualdad.

Publicado el 14/1/2016 a las 03:22

Etiquetas: lotería, los angeles 9.

[0 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

Los Reyes, persistentemente Magos

imagen

¡Que llegan los Reyes Magos! ¿Qué quieres? - Me preguntan.

No sé qué responder. Paz. Educación. Poesía.

No quiero que me pregunten. Quiero que adivinen… Aunque entiendo que es difícil adivinar sobre alguien que ya se acostumbró a vivir en permanente anhelo, más que posesión.

 Vivo una etapa de desprendimiento. Nada quiero, al revés. Llega la lluvia a Los Ángeles y no encuentro mejor regalo que éste. Adoro la lluvia, es lo que más extraño. De manera que hoy ya lo tengo todo. En lo demás soy rica. Rica en anhelo.

 Pero no quiero perder la oportunidad de hablar con los Reyes Magos ya que están a punto de llegar, también aquí, por eso son Magos.

 ¿Quieren pasar?

No hablemos de las cosas. Hablemos de los anhelos. Divirtámonos con la imaginación.

 ¿Qué quiero? Quiero que las personas como ustedes sigan así de persistentes por extender sus dones y talentos, siempre a contracorriente. Convenzan a los que piden que también se puede dar, a los que esperan, que también pueden caminar, a los que hablan, que también pueden escuchar…. Gracias por el esfuerzo de llegar hasta mi casa. Y gracias siempre por la imaginación, que es oro, incienso y mirra a la vez.

Publicado el 05/1/2016 a las 23:07

[0 comentarios] Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame  Compartir en Facebook  Enviar Tweet 

Si te ha gustado el post, Envíaselo a un amigo

©2007 | | Página desarrollada por Tres Tristes Tigres

essay
essay
romeo and juliet essay question
dissertation database search
doctoral thesis database
writing a story
who will do my homework
term paper for sale